|
Coches:

Alquile un vehículo de lujo en Mónaco

El principado de Mónaco es un pequeño país lleno de encanto y glamour, situado en el centro de la Europa mediterránea y hogar de casinos de lujo, 2 puertos famosos, hoteles exquisitos, clubes nocturnos legendarios y elegantes restaurantes.

El principado constituye el destino ideal para los amantes de los coches. De hecho, cada mes de mayo acoge el famoso y emocionante Gran Premio de automovilismo en las estrechas calles y el famoso túnel de Mónaco. Ayrton Senna ganó la carrera 6 veces. Resulta indispensable alquilar un vehículo de lujo en Mónaco si quiere añadir un toque de elegancia y glamour a su viaje. Dedique tiempo a moverse por Mónaco, llegar a Francia o Italia y descubrir esta joya situada en un entorno único de la costa mediterránea de Francia. De hecho, resulta habitual alquilar un vehículo de lujo para visitar los alrededores a través de las carreteras que conectan Mónaco con Italia y Francia.
  Leggi di più

loading cars

Alquile de Supercar en Mónaco

Lo curioso es que se puede desayunar en Mónaco, almorzar en Francia y cenar en Italia. ¿Qué otros países le brindan la oportunidad de estar en tres sitios diferentes en un solo día? Entre los puntos de interés más famosos de Mónaco, se encuentra el Palacio del Príncipe, la majestuosa residencia privada de los Grimaldi, la familia real que gobierna el país desde 1297. Se puede realizar un recorrido por el interior del palacio para admirar los frescos, las habitaciones con sus exquisitos muebles y los retratos. Desde el palacio se puede disfrutar de una impresionante vista panorámica del puerto y de Montecarlo.

No olvide admirar la preciosa colección privada de coches antiguos de Rainiero y el tradicional cambio de guardia que atrae a miles de turistas. ¡Merece la pena! Además se puede visitar la Catedral dedicada a San Nicolás, el famoso Museo Oceanográfico o el memorable jardín exótico que alberga una gran variedad de plantas raras procedentes de todo el mundo.
Hay cientos de cosas que hacer y ver en Mónaco. Mónaco es sinónimo de lujo y elegancia. Este país, el segundo más pequeño del mundo después del Vaticano, sirve de hogar de grandes fortunas y alberga increíbles yates de lujo, centros comerciales de alta gama y restaurantes exquisitos. Por ello, no resulta extraño sentarse en un restaurante y comer junto a las personas más ricas del mundo.

No olvide que en el principado la comida es fantástica para deleitar a la vista y al paladar. Aunque no sea amante de los casinos, no debe perder la oportunidad de visitar el legendario casino, admirar su maravillosa decoración y relajarse en un ambiente elegante y exclusivo.

Gracias a su clima, su belleza natural y sus puntos de interés, no hay duda de que Mónaco debería estar en su lista de lugares de visita obligada.